Publicado el

EMBARRARSE LOS PIES A CIELO ABIERTO

Segura de lo que hacía, Paula agarró la mochila, puso los cuadernos, lápices de colores, la pelota; y arrancó a caminar rumbo al Paso Molino. La esperaban tres compañeros en el viaducto, para empezar la recorrida. Así empezó parte de la travesía que hoy tiene 30 años.Era 1991, El Abrojo cumplía sus tres jóvenes años,[…]

Publicado el

JUGAR REJUVENECE

No cumple con el estereotipo de animadora: no agita las manos, solo hace algunos círculos con su mano derecha sobre el mantel de cuero mientras habla suave y recuerda. No se viste con ropa colorida, ni con parches de lunares: viste un azul oscuro y dos perlas adornan sus lóbulos. El pelo suelto, algo enrulado,[…]

Publicado el

ABRASANDO Y ABRAZANDO

El frío parece más frío en la mañana de la Punta Brava. Carlos del Horno entra con su jogging, su barba perita, sus 27 años y sus sueños a cuestas al restaurante La Estacada, junto al faro de Punta Carretas. “Es mi segunda casa”, dice. Lo es desde abril de 2016. En un par de[…]

Publicado el

BAILAR SIN DESCARRILAR

Su amor por la noche y el breakdance lo obligó a empezar a trabajar. A él no le gustaba estudiar, pero no tenía opción. Su padre le dijo que tenía que entrar al liceo o ingresar al mundo laboral.Cuando él y sus amigos se enteraron que había “un lugar en el que les pagaban por[…]

Publicado el

ACOMODAR EL CUERPO: MAÑANAS COMPLEJAS Y EL MIDES

Todo empezó en el 98, recuerda Gustavo Leal desde una sala de reuniones del Ministerio del Interior, donde trabajadesde el inicio de la administración Mujica. Ese año se cumplió la primera década de existencia de El Abrojo, y se sintiónecesario organizar un “proceso de planificación estratégica” (así se lo llamó), la búsqueda de una definición[…]

Publicado el

EL BARRILETE Y EL VAGÓN

Los recuerdos apenas precisan un disparador. Fabián Pintos (45) y Matías Wallace (36) se vuelven a ver tras muchotiempo, quizá tras verse sin mirarse por las calles de Casavalle, y todo lo compartido aflora. Ayuda, claro está, la presencia de Lorena Briozzo, esa socióloga que fue una de las impulsoras del proyecto Barrilete de El[…]

Publicado el

FABIANA LA TRAPECISTA

Llegaron un sábado a golpearle la puerta. Bettina, María Elena, Ana Laura: trabajadoras de El Abrojo. Bettina Salasestaba con una panzota, tenía el pelo largo como ahora, sólo que en ese momento sería madre y ahora ya es abuela, como Fabiana, a quien le tocó la puerta esa mañana.Era 1999. Fabiana tenía 29 años y[…]

Publicado el

LAS LETRAS CON AMOR ENTRAN

Esta historia arranca en Teniente Rinaldi y San Martín, en la cuenca de Casavalle, allá en 1996. En esa esquina estabala casa de Ana, madre de cuatro hijas y abuela de tres nietos.Su marido, el Pato, estaba postrado en la cama por una enfermedad. En total 11 personas y cuatro perros vivían en esa humilde[…]